Un pequeño abre bocas

La tecnología ha revelado un sin número de grandes cambios en las costumbres del ser humano, para que un producto o servicio sea popular requiere de información de gustos y costumbres, si esta no es hallada, las nuevas tendencias las crean, la moda influye y despierta la curiosidad de saber por qué hay un fuerte publico hablando sobre determinados temas. Hace 20 años eran muy pocas las personas que visualizaban el streaming como fuente de entretenimiento como lo es ahora.

La importancia de los datos

Los datos de las personas son son necesarios para llegar a un nicho de mercado, por tal motivo es sumamente importante conocer el público objetivo, de esta manera el proceso de inclusión no presentara dificultades, facilitando el servicio o producto con pequeños dotes de curiosidad; con dicha información se establece patrones de conocimiento, esto se llama minería de datos y no es un tema de ciencia ficción, al contrario es la realidad, de hecho, hay personas y empresas que dependen de las redes sociales y como ejemplo están las búsquedas que se realizan a diario en los buscadores, estas son convertidas en información relevante con el fin de almacenar todos los datos necesarios y de manera casi inmediata ofrecer lo que estás buscando sin contratiempos.

El marketing y el big data

Son dos áreas importantes para poder alcanzar nuestros clientes potenciales, con el marketing ofrecemos un producto o servicio y con el big data nos damos cuenta cuales son las personas que podemos alcanzar con mayor velocidad, actualmente la información está al alcance de todos, solo requerimos saber cómo hacer las preguntas indicadas y de esta manera lo que deseemos emprender se hará realidad.

Cada empresa es capaz de generar millones de registros al día con la información de sus clientes. Estos datos provienen de fuentes internas, tales como CRM, call centers e interacciones y transacciones, entre otras, y de fuentes externas (o de terceros), como redes sociales o buscadores, en las cuales los usuarios crean otra ingente cantidad de datos. Con este mix de información, no solo podemos perfilar a cada uno de nuestros clientes, sino también llegar a conocer sus gustos, afinidades y comportamientos fuera y dentro de nuestros servicios. La capacidad de acceder, integrar y analizar cada uno de los conjuntos de información ofrece una oportunidad sin precedentes para el márketing digital.

Pero ¿por qué es importante la segmentación? Es fundamental para la identificación de nuestro público objetivo. Con la segmentación podemos enfocar nuestros esfuerzos e invertir los recursos de forma inteligente, optimizando los resultados del negocio. Con el Big Data se ha creado un cambio de paradigma en este campo. Se ha pasado de la segmentación clásica, basándose en simples variables sociodemográficas, a una segmentación avanzada que contempla millones de dimensiones, estados, escenarios, situaciones… Buen ejemplo de esto es Facebook Ads, que ofrece distintas opciones de segmentación que van más allá de lo tradicional: padres primerizos, aniversario en treinta días, lejos de la familia, nivel de formación o afinidades étnicas o políticas, entre otras.

Mediapimienta

Author Mediapimienta

More posts by Mediapimienta

Leave a Reply

WhatsApp Escríbenos al WhatsApp